Diálogo, pacificación y acuerdo económico: Las bases del nuevo gobierno de Maduro

Diálogo, pacificación y acuerdo económico: Las bases del nuevo gobierno de Maduro

Caracas, 24 May. Cortesía AVN.- La economía, el diálogo y la pacificación nacional, la lucha contra la corrupción, la protección social, la defensa de Venezuela ante conspiraciones y el socialismo son las seis líneas de acción establecidas por el presidente de la República, Nicolás Maduro, para su nuevo gobierno, del que tomará posesión el 10 de enero de 2019, como lo establece la Constitución.

Para ello están convocados todos los niveles de gobierno, los distintos sectores y el pueblo en general, subrayó en el Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo, en Caracas, donde se celebró una sesión especial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en la que presentó la credencial otorgada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), tras triunfar en las elecciones del pasado domingo y ser ratificado en el cargo con 6,2 millones de votos.

En lo que respecta al diálogo y pacificación nacional, insistió en su convocatoria a todos los sectores políticos del país para trabajar en conjunto en favor del bienestar del pueblo venezolano y en aras de avanzar en el proceso de pacificación de la sociedad; anunció la liberación de privados de libertad vinculados a la comisión de acciones sediciosas de los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

Para ello, entregó una propuesta formal para “superar las heridas que dejaron las guarimbas y las conspiraciones” a la Comisión de la Verdad, la Justicia y la Paz.

“Hay un conjunto de personas detenidas por violencia política. Quiero que salgan en libertad y se dé la oportunidad para un proceso de reconciliación nacional, con aquellos que no hayan cometido graves crímenes”, dijo, y pidió que los sectores que prefirieron la violencia dejen las armas y vayan a hacer política. Quiero un proceso de unificación nacional”.

En el ámbito económico, expuso que se trabajará para avanzar en un acuerdo económico productivo para la estabilización, el crecimiento y la prosperidad del país, en función de una producción de riquezas para satisfacer  las necesidades del pueblo.

En ese sentido, el jefe de Estado indicó que se establecerá un acuerdo económico con los sectores empresariales productivos del país, tanto públicos, mixtos y privados, para consolidar “un proceso de crecimiento y recuperación sostenible del sistema económico venezolano”.

Asimismo, mencionó que se fortalecerá los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y las Ferias del Campo Soberano, para llegar hasta los 5.000 mercados populares a lo largo del país todos los fines de semana, entre otras acciones.

La tercera línea de acción será una lucha renovada y frontal contra todas las formas de corrupción y por el surgimiento de una nueva ética patriótica y ciudadana.

En cuarto lugar está centrado en la protección del pueblo.

Al respecto, el presidente Maduro explicó que el instrumento para ello será el Carnet de la Patria, lo que permitirá ampliar toda la política de protección social impulsada durante los últimos años; y adelantó que para avanzar en ese sentido próximamente la Gran Misión Hogares de la Patria tiene como meta llegar a 6 millones de familias.

La quinta línea de acción es la defensa de Venezuela ante las conspiraciones nacionales e internacionales, y que se han activado con el objetivo de quebrar la Revolución Bolivariana.

Sobre este tema, el presidente Maduro reiteró que contra Venezuela y el proceso electoral del pasado 20 de mayo, factores de los gobiernos de Estados Unidos y Colombia se dispusieron desarrollar una serie de planes “para generar una violencia militar, y tratar de evitar la elecciones democráticas en el país”.

Asimismo, denunció que está en marcha un plan para crear enfrentamientos bélicos en la frontera colombo-venezolana, por lo que instruyó la activación de “máxima inteligencia” por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

El socialismo es la sexta línea de acción. “Venezuela ha vuelto a ratificar su rumbo: el socialismo”, dijo y agregó que sobre este aspecto se deben robustecer los principios y las bases fundamentales del socialismo: poner en el centro de todo al ser humano, así como el derecho a la independencia, la libertad, la soberanía, la integridad territorial y la autodeterminación nacional.

“Tenemos que construir las cinco dimensiones del socialismo en todos los espacios: ética, moral y espiritual, en primer lugar; la dimensión política, ideológica, institucional, en segundo lugar; la dimensión social, el nuevo modelo social; la dimensión económica, y la dimensión territorial, aplicado como fórmula de planificación”, subrayó.

“Estoy más comprometido que nunca con nuestro pueblo. Han elegido ustedes un Presidente para construir el socialismo; para solucionar los problemas; para el diálogo y la pacificación; que es pueblo, que es pueblo de verdad. Un Presidente pueblo”, manifestó al cierre de su intervención, en la que además reiteró que se subordinará a la Asamblea Nacional Constituyente, como depositario del poder constituyente originario. Fotos: Pedro Mattey, AVN