ESPROMED BIO participó en IV Congreso de Ciencia y Tecnología

ESPROMED BIO participó en IV Congreso de Ciencia y Tecnología

La planta de biológicos llevó trabajos sobre ergonomía y vacuna de tosferina

Caracas, 06.11.15 (Prensa ESPROMED BIO).- Teniendo en claro la necesidad de vincular estrecha y productivamente la ciencia, la tecnología y la educación universitaria con el tejido económico del país, este viernes clausuró en el Salón Venezuela del Círculo Militar de Caracas el IV Congreso Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación organizado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct).

A propósito de la muestra, el titular de Educación Superior, Manuel Fernández, recordó que el pasado 05 de julio el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, aseveró que la independencia económica será posible en la medida en que tengamos independencia tecnológica, y es justamente ése el objetivo de exhibiciones como ésta que logró reunir lo más destacado del talento creador de investigadores, científicos y venezolanos apasionados por la invención productiva.

Vinculación investigador-espacio productivo

Entre la variedad de expositores estuvieron algunos ministerios y organismos adscritos. Por el sector salud acudió, entre otros, la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed Bio), C.A., con dos posters que reflejan la inventiva y la inquietud científica de sus trabajadores: Avances tecnológicos en el Proceso de Obtención de la Vacuna Pertussis, elaborado por Noriega Quintana; y Evaluación Ergonométrica del Puesto de Trabajo “Inspección Manual de Viales” de Espromed Bio C.A., a cargo de José España.

“Para nosotros esto es muy importante. Normalmente en los países capitalistas, aunque la inversión es propiciada por el Estado, las grandes transnacionales se adueñan del conocimiento y después lo venden como mercancía. El Gobierno Bolivariano ha puesto todo el empeño en financiar a la sociedad científica, investigadores e innovadores para poder proveer un espacio de intercambio de conocimiento”, señaló quien preside la planta de biológicos del Estado venezolano adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Salud, Gerardo Briceño. Gerardo Briceño con investigadores

En su opinión, eventos como éste permiten ver cómo la ciencia y la tecnología pasan de quedarse sólo en investigación o en un cartel para ser realmente aplicadas a la innovación o al desarrollo tecnológico en beneficio de la sociedad. “Espromed Bio es un vaso comunicante entre investigadores, universidades y los espacios productivos, es lo que llamamos el salto que hace falta para que esas investigaciones lleguen a la sociedad y hagamos un círculo cerrado de investigación aplicada, desarrollo e innovación”.

Manifestó que la empresa que dirige está dispuesta a fomentar la actividad creadora y científica, “más allá de financiar, queremos  apalancar completamente el desarrollo de una investigación que sea prometedora y se convierta en un producto para la sociedad. A eso lo llamamos vinculación investigador-espacio productivo, ese puente hay que tenderlo y dejarlo tendido siempre”.

Aseguró que ese apoyo no se limita a profesionales universitarios, sino también abarca a los estudiantes de educación básica y bachillerato, que también estuvieron representados en el congreso: “Por esos niños y adolescentes, todo lo que podamos hacer para alborotar esa chispa innovadora, para que salten al siguiente paso. Por supuesto en Espromed Bio tienen  totalmente las puertas abiertas para ayudarlos en la primera parte, que es importante para el crecimiento tecnológico de la empresa; y en la segunda porque es la semilla que va a crecer y seguramente pasará por la empresa”.

Investigar para la salud

Noriega Quintana es líder del área de Producción de la vacuna pertussis (tosferina), la cual es parte de la vacuna triple o DPT (Difteria, Pertussi, Tétano), así como también de vacunas combinadas, en el caso de la tetra o pentavalente.

Comentó que su poster, Avances tecnológicos en el proceso de Obtención de la Vacuna Pertussis, se orienta a dar a conocer el camino transitado en cuanto a pruebas experimentales y resultados obtenidos. Hasta la fecha han logrado seis lotes de experimentación de la vacuna, “de cada uno hemos tomado detalles que nos van a permitir a futuro tener un proceso estandarizado y controlar todas las etapas, porque como es un producto biológico debemos tener sumo cuidado y ser responsables con lo que estamos elaborando para la salud del pueblo”.Noriega Quintana

Señaló que luego de evaluar dos lotes lograron estandarizar el tiempo de inactivación del cultivo de Bordetella pertussis, bacteria causante de la tosferina. “La inactivación con formaldehído nos permitirá obtener una vacuna con mejor apariencia, más fácil de mezclar al momento de la formulación, sin agregados celulares y homogénea”.

Respecto a su participación en este IV Congreso, dijo sentir emoción: “es gratificante porque ves que tu trabajo valió la pena, puedes mostrar a las personas cómo de algo tan pequeño obtienes algo que esa tan valioso como una vacuna para prevenir enfermedades”.

El otro estudio presentado por Espromed Bio es Evaluación Ergonométrica del Puesto de Trabajo “Inspección Manual de Viales”. José España, su autor, es ingeniero adscrito a la Oficina de Gestión de Riesgo y Ambiente de la empresa. A través de videos, analizó la postura de los inspectores encargados de revisar minuciosamente los viales o frasquitos contentivos de las vacunas. Ello evidenció una amplia desviación del cuerpo frente a la herramienta o medio de trabajoJosé España, ausencia de movimientos armónicos y sincronizados, inadecuado ángulo del antebrazo y desviado de la ergonomía.

Explicó que la investigación permite introducir las correcciones pertinentes para mejorar los procesos productivos y diagnosticar o corregir problemas ergonómicos. Sobre su participación en el evento, dijo que podría servir de estímulo a profesionales de las distintas universidades del país. “Después de haber intervenido en los encuentros regionales, ahora la participación se consolida porque éste es el cuarto congreso. He tenido la oportunidad de conversar con colegas que fuimos parte de la industria petrolera y que ahora estamos en otras áreas buscando eso que dijo el ministro Fernández, innovar y transformar el país desde el punto de vista productivo pero con actividades que no sean nada más lo petrolero”.

Visitantes foráneos opinan     

Ana Aguilera proviene del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB). Tras recorrer la exposición manifestó que hubo varias investigaciones que despertaron su atención, entre ellas la de Espromed sobre la vacuna pertussis, otra relativa a la producción de proteínas y anticuerpos en animales “que normalmente no se utilizan para la experimentación, como la llama. Para nosotros es novedoso”.

José Brito también es del CIGB y compartió el parecer de su compatriota. Dijo que esta exposición es similar a un evento anual que se celebra en Cuba, el Foro de Ciencia y Técnica. “Aquí hemos visto trabajos interesantes, como el de los nano anticuerpos en llamas, nos parece que se puede llevar a la práctica de forma rápida y podría darle valor comercial a algunas de las proteínas”. Alabó la numerosa participación, la afluencia de visitantes y la cantidad y calidad de los estudios.

Ciencia escolar

El Liceo Lya Imber de Coronil, de los Valles del Tuy, presentó los resultados del ingenio adolescente. Francisco Cortés (13 años) forma parte del grupo de estudiantes que, acompañados por sus profesores, mostraron experimentos como el Disco de Newton, la bola de fuego, un billete que no se quema, un holograma, brazo hidráulico, dedos de humo y boca de fuego, entre varios proyectos.

Mileidys Moreno (14) cursa tercer año y le gusta investigar, además de aprender para enseñar a otras personas. Desea estudiar ingeniería química petrolera, mientras que otro de sus compañeros dijo preferir la física para dedicarse a hacer inventos divertidos. Casi al unísono, todos expresaron que el interés por la ciencia los animó a experimentar y participar en este Congreso donde despertaron simpatías no solo en el público asistente sino en los otros expositores y autoridades como el propio ministro Manuel Fernández, a quien invitaron a visitar el liceo y solicitaron apoyo para la instalación de laboratorios.

Uno de los profesores acompañantes, Henrry Castro, explicó que son proyectos hechos en aula, “sería ideal que tuvieran un laboratorio para trabajar con mejores condiciones, son experimentos fáciles de realizar, de bajo costo y que evidencian la creatividad de los estudiantes. Esto sirve de ejemplo para otras instituciones educativas. Para nosotros es un orgullo que estos muchachos estén representando al liceo”.

Y por último quien se robó la escena fue Romer, estudiante de cuarto grado en la escuela Santa Lucía de Siracusa e hijo de la profesora Mayra Canino, quien labora para el Lya Imber. Romer presentó la copa que suena, argumentando con detalle en qué consiste su proyecto y afirmando que anhela ser científico y músico. RP/Foto: Alexis Cabrera