Farmacovigilancia

¿Qué es la Farmacovigilancia?

Los medicamentos, incluidos los productos biológicos como las vacunas, antes de su comercialización, se utilizan en los ensayos clínicos, en un número muy reducido de pacientes, durante poco tiempo y de manera muy controlada. Sin embargo, una vez comercializados, se utilizan en un número mucho mayor de pacientes, pudiendo incluir ancianos, niños, embarazadas y pacientes con otras enfermedades. En estas condiciones pueden aparecer nuevas reacciones adversas, a veces graves, que no se descubrieron en fases anteriores a la comercialización por su baja frecuencia, por requerir un tiempo de exposición prolongado o porque estos grupos de pacientes fueron excluidos de los ensayos clínicos.

La Farmacovigilancia es la actividad de salud pública que tiene por objeto la identificación, cuantificación, evaluación y prevención de los riesgos derivados del uso de los medicamentos, con el fin de mantener favorable la relación entre sus beneficios y sus riesgos, es una tarea compartida, por tanto, debe haber una colaboración efectiva entre compañías farmacéuticas, autoridades sanitarias, profesionales sanitarios y pacientes.

Objetivos de la Farmacovigilancia

Los objetivos de la Farmacovigilancia se han centrado en los siguientes aspectos:

  • Identificar los efectos adversos no descritos o desconocidos de un medicamento determinado
  • Cuantificar el riesgo.
  • Proponer medidas de salud pública para reducir su incidencia.
  • Informar a los médicos, otros profesionales de la salud, las autoridades sanitarias y al público en general sobre la seguridad de los medicamentos.
  • Garantiza el uso seguro y racional de los medicamentos
  • Promueve la evaluación y comunicación de los riesgos y beneficios de los medicamentos.
  • Provee a pacientes y profesionales de la Salud de información valiosa sobre medicamentos

El objetivo último de la farmacovigilancia es que todo medicamento se use con la máxima seguridad posible y ante una posible reacción adversa a un medicamento, se genere una señal o alerta, que permita poner en marcha nuevos estudios para cuantificar el riesgo y establecer la relación de causalidad y luego de evaluar toda la información disponible, tomar las medidas necesarias e informar del riesgo y de las medidas adoptadas a los profesionales sanitarios y a los pacientes con el fin de prevenirlo.

Formulario Descargar Planilla