Gobierno Bolivariano monitorea a más de 8 mil embarazadas en Portuguesa

Gobierno Bolivariano monitorea a más de 8 mil embarazadas en Portuguesa

Para garantizar y optimizar la atención a las madres y sus niños en el pre y el post parto

Guanare, 26.07.2016 (Cortesía Prensa MPPS).-  La Coordinación General de Programas de Salud adscrita a la Dirección Estadal de Salud (Des) del estado Portuguesa monitorea a más de 8 mil embarazadas en la entidad, a través del Sistema de Captación y Seguimiento Materno Infantil (Siscami), con la finalidad de garantizar y optimizar la atención a las madres y sus niños en el pre y el post parto.

Ana María Desantiago, coordinadora general de los referidos Programas, explicó que en un balance semanal realizado por el Siscami se indica que las mujeres embarazadas ingresadas al mencionado sistema de registro son monitoreadas por el equipo de salud en los centros asistenciales priorizados para desarrollar el programa Ruta Materna, un programa bandera del Gobierno Bolivariano en materia de salud materno infantil.

Cuenta exacta

La especialista aclaró que la actualización del Siscami correspondiente al 25 de julio de 2016 da cuenta de que la mayoría de las féminas censadas (6.943 usuarias) cursan su embarazo en edades comprendidas entre 15 y 34 años. Un grupo de 436 mujeres preñadas tiene 35 años o más de edad y prestan especial atención a las gestantes menores de 15 años de edad, que suman 202 usuarias.

Dijo que el seguimiento médico asistencial de estas damas está a cargo del personal de los servicios de Ginecología y Obstetricia, trabajadoras sociales y defensores de salud. Indicó Desantiago que las beneficiarias del sistema de vigilancia materno infantil ingresan directamente en las consultas médicas o luego de llamar al 0800-MATERNO.

Los niños y niñas, una vez que nacen, continúan con el monitoreo de sus vacunas en las Consultas de Niño Sano disponibles en la red pública de Salud, normalmente en los establecimientos en los que fueron controladas sus respectivas madres. Juana Inés Molina / Fotos: Roger Heredia