Laboratorio de salud de Yaracuy: modelo nacional en servicios de calidad gratuitos

Laboratorio de salud de Yaracuy: modelo nacional en servicios de calidad gratuitos

San Felipe, 09 Oct. Cortesía AVN.- El laboratorio regional de salud pública Dr. Félix Pifano, ubicado en San Felipe, estado Yaracuy, es considerado el más moderno y completo de Venezuela, al punto de que el Gobierno lo toma como ejemplo y modelo a aplicar en el resto de la red de laboratorios que funciona en el país.

Inaugurado en febrero de este año, ya cuenta con más de 141.000 pruebas realizadas y unos 26.000 usuarios atendidos, de Yaracuy y de entidades vecinas como Lara y Portuguesa, en el centro-occidente de Venezuela.

En junio de 2015 fue elevado a laboratorio nivel 2 por las características y servicios que presta y por su alta capacidad tecnológica y científica para abordar áreas que otros no pueden cubrir en la región.

La coordinadora de laboratorios públicos de Yaracuy, Estela Jácome, comenta que este laboratorio, por su carácter regional, funciona como rector y asesor del resto de los que operan en Lara, Portuguesa, Falcón y Zulia.

Ocho laboratorios se instalan en las modernas infraestructuras, de los que cuatro están en pleno funcionamiento: salud pública, clínico, de endemia y el de microbiología. En la actualidad se equipan los de calidad de agua, bacteriología, biología molecular y el de carga viral, para abrirlos a principios de 2016.

“Tenemos una estructura sanitaria, de alta calidad resolutiva, que nos permite ofrece servicios de calidad que antes no teníamos en Yaracuy y que favorecen de distintas maneras a toda nuestra población y a la de los otros estados que tenemos bajo nuestra rectoría”, refirió Jácome.

Antes existía en Yaracuy un laboratorio estadal que no ofrecía servicios especializados y tenía espacios menos acondicionados. Fue la organización de quienes trabajaban en él, con apoyo el Gobierno estadal, que permitió la introducción en 2005 del proyecto.

Servicios de calidad 

Jacomé resaltó que en socialismo lo más importante es la protección social del pueblo, y por ello, el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, siempre procuró servicios de calidad gratuitos que proporcionen una mejor calidad de vida a todos. “Y eso es lo que precisamente hacemos en revolución”, subrayó.

Todos los exámenes son gratuitos y se ofrecen a los ciudadanos sin distinción alguna. Sólo se exige la referencia médica que indique el tipo de revisión que requiere el paciente. La cantidad de dinero aproximada que se ha ahorrado la totalidad de usuarios atendidos a la fecha ronda los 500 millones de bolívares.

“Somos un importante apoyo a la población que antes, para poder realizarse los exámenes especializados que hacemos aquí, tenía que ir a laboratorios privados en los que aplican altas tarifas, sin control ni consideración hacia el paciente”, apuntó.

El gobernador de Yaracuy, Julio León, destaca que con la apertura del laboratorio Félix Pifano, se incrementó 150% la cifra de personas cubiertas por el anterior laboratorio estadal, de mucha menor capacidad. De 80 pacientes diarios, la cifra se elevó a 220.

“Pero no es sólo la cantidad de personas que atendemos, sino la calidad y variedad de servicios que prestamos a nuestro pueblo, que antes tenía que pagar en laboratorios privados, que cobran exorbitantes tarifas y sólo ven a los pacientes como clientes”, refirió León.

Mencionó que a la par hay un proceso de capacitación permanente del equipo de profesionales y especialistas que laboran en el nuevo laboratorio regional, lo cual garantiza que los servicios se mantengan actualizados.

El Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel desarrolla diplomados y talleres de formación dirigidos a capacitar al personal en distintas áreas.

Un total de 80 trabajadores, empleados y colaboradores de la institución recibieron instrucción relacionada con el tratamiento de desechos biológicos y transporte y manejo de productos biológicos, mientras que 20 bioanalistas participan en diplomados especializados en las áreas de micología, virología, gestión de la calidad, ambiente, inmunología, biología molecular y epidemiología.

Los exámenes que se realizan son de alta tecnología, únicos en la región, destaca Dayana Sánchez, encargada de los diagnósticos de víricas exantémicas, relacionados con enfermedades como dengue, rubeola y sarampión.

“Gracias a los diagnósticos que se hacen en este laboratorio, se pueden detectar tempranamente enfermedades que pueden convertirse en brotes peligrosos, y así emitir las alarmas necesarias para evitar posibles propagaciones. También hacemos balances estadísticos que nos permiten observar cómo se comportan los virus en el estado”, comentó.

Apoyo a economía familiar

Los servicios de laboratorio en cualquier dependencia privada ocasionan altos gastos que las clases populares difícilmente pueden cubrir, por lo que eluden su realización, con lo que ponen en peligro la salud. El laboratorio regional de salud pública no sólo los ofrece de manera gratuita, sino que también abarca áreas que antes eran de exclusiva oferta privada.

Rafaela Guaina, del municipio Trinidad, tiene 70 años y por su edad tiene que realizarse de manera frecuente exámenes rutinarios para chequear su salud. Antes pagaba entre 1.500 y 2.500 bolívares en laboratorios privados. Hoy no tiene necesidad de dejar ni un solo bolívar.

“Este laboratorio da servicios con más calidad que esos laboratorios privados, que cobran tan caro por servicios que aquí (en el laboratorio regional) los hacen totalmente gratis. Es un gran ahorro que logró aquí y que me sirve para invertir en otras cosas para la casa”, cuenta.

El lugar entonces se ha convertido en una gran ayuda para las clases populares, que obtienen un servicio de calidad y con alto grado de especialización que antes no existía en el estado, revela la secretaria del laboratorio, Marilyn Gollo. “Si no fuera por este laboratorio, muchos se quedarían sin hacerse exámenes importantes, que pueden llegar a salvar una vida”, afirmó.

Eleida Mendoza, de 26 años, vive en la urbanización Vista Alegre, municipio Independencia. Tiene cinco meses de embarazo y constantemente tiene que hacerse exámenes para verificar el buen desarrollo del niño. Cada prueba le costaba en un laboratorio privado hasta 2.800 bolívares.

“Ya me he hecho dos veces mis exámenes en este laboratorio regional y definitivamente que es una gran ayuda para quienes no contamos con los recursos necesarios para poder hacerlos en otra parte. Gracias a Dios y a este gobierno revolucionario que contamos con estas instalaciones, porque si no, no sé què sería del pueblo”, expresa. Carlos Vielma AVN