“LLanerísimo” inauguró viernes culturales en Espromed Bio

“LLanerísimo” inauguró viernes culturales en Espromed Bio

Caracas, 13.10.17 (Prensa Espromed Bio).- A fin de brindar al personal espacios para el entretenimiento, el compartir y arraigar la venezolanidad a través de expresiones como música y gastronomía, este viernes se llevó a cabo en la sede de la Planta I de la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed Bio), C.A. el primer viernes cultural, esta vez dedicado a los llanos.

IMG_4034IMG_4061El evento promovido por las Oficinas de Atención al Ciudadano y Relaciones Interinstitucionales dio comienzo con la miniferia gastronómica, donde los asistentes degustaron hallaquitas de chicharrón, bollitos de carne; combos de pincho, hallaquita,  ensalada, guasacaca y limonada; cachapas con queso, quesadillas, mermeladas caseras, tortas; además de platos no criollos pero igualmente deliciosos como merengadas de helado, oreo y brownie y las hamburguesas con aguacate.

Los acordes del arpa, cuatro y maracas se dejaron escuchar con destacadas voces de la Fundación Joyas Artísticas de El Calvario, que interpretaron piezas como Carrao Carrao, Viajera del Río, Son Mentiras, Ingrato Corazón, Aquél, entre otras conocidas del folclor llanero.

_MG_4331

_MG_4451

_MG_4407

_MG_4315

Para todos los paladares

“Mis productos son excelentes, de buena calidad: brownie con helado, la merengada de oreo y la mixta de oreo y brownie, las recomiendo”, expresó Katiuska Pineda (líder del Área de Producción de Toxoide Diftérico), participante en tres ferias de Espromed con su dulce propuesta. En torno al evento, añadió: “Me parece que está bien organizada, ha habido mucha receptividad por parte de los trabajadores. Podríamos repetirla cada cierto tiempo, como tres veces al año para que nos reunamos, porque no es solamente el comercio sino compartir con las personas de la planta. La gente se conoce y hasta comparten los platos y los costos”.

Las tortas son “impelables” en estos encuentros. Aarón Ortiz (líder del Área de Logística) ya es conocido por la variedad de sabores y texturas de sus postres. Sobre estos “viernes culturales” dijo que es una forma de distraerse y también una ayuda económica para los trabajadores, “así compartimos y salimos de la rutina que en el día nos va consumiendo”.

Los consumidores fueron los más beneficiados: “Esto me parece excelente y espero que se repita a futuro; compré los bollitos que vende la señora Hortensia, muy sabrosos, igual que las tortas, realmente buenas. Y los precios asequibles”, dijo Luciano Rubio de la Gerencia de Administración.

IMG_4018Aunque Rosibel Moreno (Dulces Rosi Rosi) esperaba una mayor concurrencia, su combo de pincho también fue bien recibido. “Se está compartiendo con los demás y se adquiere experiencia de los otros compañeros. Ya he venido tres veces con esta feria”, manifestó quien aspira seguir asistiendo a este tipo de eventos y que aumente la participación tanto de expositores como de público.

“Me parece una iniciativa muy buena, una forma de compartir, de hablar, de distraernos y de que cada una de las personas, aparte de su rutina de trabajo aquí, pueda mostrar sus habilidades en el arte culinario. Esto puede seguirse haciendo aunque sea una vez al mes y que se les dé una oportunidad a todas las personas que tengan habilidades culinarias, quizás turnándonos para que todos puedan participar con sus productos”, sugirió Genny Urquía (gerente de Investigación y Desarrollo), productora y vendedora de quesadillas y mermeladas.

“Le compré bollitos a la señora Hortensia, en realidad son muy buenos. Es la primera que arrasa en las ferias porque tiene muy buena sazón”, manifestó Lisbeth Rivas (Área de Producción de Toxoide Tetánico). Cree que la actividad fue acertada: “La situación país nos tiene un poco angustiados y éste es el momento y el espacio para uno distraerse y compartir con los compañeros de trabajo”.