Misión cubana visitó planta de Biológicos Espromed BIO

Misión cubana visitó planta de Biológicos Espromed BIO

Reimpulsando la producción nacional de medicamentos

Caracas, 08.08.18 (MPPS/Prensa Espromed BIO).- Con miras a reimpulsar la producción nacional de fármacos, una delegación de la misión cubana recorrió la planta de la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed BIO) C.A., integrante del Conglomerado Productivo de la Salud.

La representación encabezada por Julio César García, jefe de las Misiones Cubanas en Venezuela, y Mercedes Ortega, directora de Calidad del grupo empresarial BioCubaFarma, entre otros actores del ámbito farmacéutico de ese país, fueron recibidos por el viceministro de Recursos, Tecnología y Regulación del Ministerio del Poder Popular para la Salud, Gerardo Briceño;  la presidenta de Espromed BIO, Janina Colmenares, así como un grupo de gerentes de la empresa estatal.

Elementos asociados a la producción tanto de biológicos como de medicamentos sólidos orales, equipamiento, mantenimiento, talento humano, capacitación, políticas de bienestar social y presupuesto fueron examinados durante la visita ordenada por el ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, en atención a la directriz dada por el presidente de la República, Nicolás Maduro.

En ese orden, el viceministro Briceño manifestó que la misión cubana está recorriendo las cuatro plantas del Conglomerado (Quimbiotec, Espromed BIO, Laboratorios Miranda y Profármacos) con el propósito de evaluar el estado de la producción y de su personal,  para  construir desde esos espacios facilidades que se traduzcan en incremento de la producción farmacológica y mejores condiciones para sus trabajadores.

“El acompañamiento de Cuba siempre lo hemos tenido en Espromed BIO, pero ahora lo estamos viendo con mayor fuerza y apuntalada por una directriz del presidente Maduro de hacer más eficiente y efectiva la producción para poder vencer el bloque económico que estamos enfrentando” indicó.

Con potencial

“Hemos visto en esta planta productora de medicamentos y vacunas un potencial enorme, unas condiciones de trabajo, infraestructura y equipamiento montados en los años de revolución que permiten producir más de 12 tipos de medicamentos, entre vacunas y genéricos”, expresó Julio César García, jefe de las Misiones Cubanas.

Gratamente impresionado por las características de esta empresa socialista, afirmó que asegurándole insumos para la producción y con una política de mantenimiento y reparación podrá multiplicar su capacidad “necesaria para garantizar un importante lote de medicamentos destinados a la salud en hospitales y a la población en general”. También mencionó lo que ello puede representar en ahorro al Estado venezolano al no tener que adquirir fármacos a transnacionales a precios elevados, “aquí los costos son más bajos y tienen excelencia en la calidad de sus productos”.

Entre las fortalezas apreciadas en Espromed, mencionó equipamiento de alta tecnología y capacidad; recurso humano joven, capacitado y comprometido con la entidad y su destino social; posibilidades de ampliar la producción, además de ayudar a reducir las erogaciones del Gobierno Bolivariano por concepto de importación de medicamentos. “Por lo que hemos visto, es la planta líder dentro del conglomerado productivo de salud, por tanto toda la ayuda solidaria en buenas prácticas, experiencia y capacitación que pueda dar Cuba, lo estaremos haciendo con mucho más fuerza para en un corto período multiplicar esa producción”.

Respecto a las sugerencias con vistas a optimizar el funcionamiento de la planta, apuntó la capacitación en buenas prácticas, desarrollar políticas de mantenimiento y reparación de equipos, incrementar la línea de producción como por ejemplo otras vacunas y activar con mayor potencialidad el Convenio Cuba-Venezuela para 2019, buscando transferir tecnología.

Finalmente aseveró que el conglomerado de empresas de la salud posee un potencial en tecnología y recurso humano para surtir las necesidades de la población venezolana, hospitales, Barrio Adentro II e incluso del sistema de farmacias comunitarias; “y al mismo tiempo exportar sobre todo a Latinoamérica y El Caribe, como parte de ese principio solidario de la ayuda a los países con menores capacidades”.