MPPS Organizó un foro sobre medicina tradicional

MPPS Organizó un foro sobre medicina tradicional

La mercantilización de la salud se opone a los saberes ancestrales

Caracas, 23.08.16 (Cortesía Correo del Orinoco).- A decir de Keyrineth Fernández, directora general de Salud Indígena, Intercultural y Terapias Complementarias del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), la mercantilización de la salud “discrepa” e influye negativamente en la preservación de los saberes ancestrales de los pueblos originarios.

Durante el Foro de Medicina Tradicional y Terapias Complementarias organizado por el MPPS, Fernández alegó que los modelos capitalista y rentista “no son modelos amplios que incluyan los saberes ancestrales”. En cambio, explicó que desde la visión socialista del Gobierno Revolucionario se promueven proyectos y programas para impulsar la medicina tradicional.

“Para los pueblos indígenas no es fácil desprenderse de su ancestralidad y de la espiritualidad heredada”, manifestó Fernández. Un legado que, precisó, lo llevamos “en la sangre, así como también llevamos la defensas de nuestras costumbres y tradiciones”.

El foro sirvió para reafirmar la alianza entre los pueblos indígenas y el sector afrodescendiente de Venezuela, dos sectores que, a decir de la ministra, han sido víctimas históricas de la exclusión. “Los hermanos indígenas y el pueblo afrodescendiente hoy por hoy defienden un proyecto justo de igualdad, equidad y de justicia social, que incluye la atención primaria en salud”, dijo.

EXTRACCIÓN DE CONOCIMIENTO ANCESTRAL

Leida Peña, encargada de Medicinas Tradicionales y Terapias Complementarias de la Dirección General de Salud Indígena del Viceministerio del MPPS, refirió que en el artículo 122 de la Carta Magna están reconocidas las medicinas tradicionales y las terapias complementarias como “sujetos con principios bioéticos”.

Aseveró que continúa la apropiación del conocimiento indígena por parte de la industria farmacéutica. Explicó que el mecanismo es simple, llegan a las comunidades ofreciendo grandes cantidades de dinero, aprovechándose de las necesidades que pudieran tener los pobladores, para extraerle información sobre sus conocimientos ancestrales, que luego es patentado y utilizado para producir medicina que es vendida a altos precios en todo el mundo. Indicó que las transnacionales de la salud asumen como de su propiedad el conocimiento indígena, por lo que incluyen esta información como parte de sus inventarios.

“Estamos erradicando este tipo de acciones a través de políticas públicas” que defiendan los derechos de los pueblos originarios, señaló Peña, quien comentó que actualmente están en proceso varias demandas relacionadas con este tipo de irregularidad.

Anunció que en alianza con Farmapatria, próximamente se realizará un foro para pequeños y medianos productores con el fin de promover la producción 100% artesanal de medicina ancestral y tradicional.

También informó que desde hace algunos meses, en la sede del ministerio, convergen representantes de organizaciones sociales que promueven la reivindicación, regulación y posterior acreditación de las medicinas tradicionales y terapias complementarias, no indígenas, “con el fin de contrarrestar la piratería de la salud en Venezuela!”.

SOLO EN REVOLUCIÓN

Fernández informó que actualmente existen 34 servicios de atención y orientación al paciente indígena en las comunidades más lejanas de todo el territorio nacional. Asimismo, destacó los planes especiales de salud dirigidos a las comunidades yanomami, warao y a las pobladores asentados en territorios del estado Apure y en la Sierra de Perijá, en el Zulia.

“Son oportunidades que solo se consiguen en Revolución. Como india de esta patria tengo la gran responsabilidad de decir que solamente el proceso bolivariano es el que nos ha representado y que por el contrario, el proyecto impresentable que hoy” (enarbola) “la oposición no reconoce a los pueblos originarios”.

Recalcó que el Gobierno del presidente Maduro realiza “un trabajo permanente en pro del avance de los pueblos indígenas”, especialmente en lo relacionado con la inclusión de este sector de venezolanas y venezolanos en las políticas públicas de Salud, dándole cumplimiento a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Subrayó que el sector salud es uno de los más afectados por los ataques de la guerra económica y destacó el trabajo de los trabajadores del sistema Nacional de Salud en la defensa de los derechos de los venezolanos a la salud gratuita y digna. T/ Romer Viera / F/ Héctor Rattia