Organización popular logrará minimizar casos de dengue, zika y chikungunya

Organización popular logrará minimizar casos de dengue, zika y chikungunya

Caracas , 05 Feb. Cortesía AVN.- El vicepresidente para el Desarrollo Social y la Revolución de las Misiones, Jorge Arreaza, participó este viernes en una asamblea popular con la comunidad del sector El Guarataro, en la parroquia San Juan, Caracas, donde conversó con sus habitantes sobre la importancia de la organización del pueblo para lograr acabar con la reproducción del zancudo Aedes aegypti, transmisor de dengue, zika y chikungunya.

En compañía de la ministra para la Salud, Luisana Melo, Arreaza dijo que sólo con el trabajo conjunto entre el poder popular y el Gobierno Nacional se podrán evitar nuevos casos de enfermedades por la reproducción del mosquito patas blancas.

“Es el poder popular organizado el que va a lograr erradicar la enfermedad”, expresó el vicepresidente para el Desarrollo Social y la Revolución de las Misiones, y resaltó que debe ser un trabajo integral para que la comunidad tome medidas sobre cómo almacenar el agua, cómo tapar los recipientes con agua, la utilización de mosquiteros “y cualquier otra forma para evitar que siga reproduciéndose el mosquito, las larvas”.

Durante este encuentro, Arreaza dijo que, adicional a las fumigaciones y desmalezamientos que ejecuta el Gobierno Nacional, las comunidades tienen que contribuir para eliminar los criaderos de mosquitos.

“Tenemos que hacer todos los esfuerzos, pero eso sólo lo vamos a lograr con formación de nosotros mismos, con asambleas comunitarias, con asambleas de ciudadanos. Tiene que ser un trabajo integral”, insistió.

En esta asamblea popular, la ministra para la Salud, Luciana Melo, recordó que el Plan de Acción Integral contra el dengue, chikungunya y zika se realiza en las 590 Áreas de Salud Integral Comunitarias (Asic) del todo el territorio nacional para controlar las enfermedades transmitidas por vectores.

“Donde hay casos diagnosticados es allí donde se está haciendo énfasis, por ejemplo esta zona. El Guarataro fue priorizado porque tenemos más casos que en otras zonas de Caracas, por eso el interés de hacer el trabajo”, indicó.

La ministra resaltó que el abordaje no sólo debe quedar para cuando exista una epidemia, sino que debe ser continua.

“El pueblo organizado tiene que convertirse en vigilante de que las cosas sean continuas, constantemente debemos instar con el tema de la reproducción del mosquito, no cada vez que hay una emergencia sino que siempre debemos estar encima de eso”, ratificó.

Habla el pueblo

Anacaona Reyes, vocera principal del Consejo Comunal Bicentenario 2010, comentó que la comunidad organizada del barrio El Guarataro ha venido trabajando con los médicos del módulo de Barrio Adentro para informar a los habitantes del sector sobre la importancia de almacenar de una manera correcta los recipientes con agua potable.

Además, el poder popular ha recibido talleres sobre cómo evitar la formación de larvas, que con el tiempo se convierten en mosquitos patas blancas.

Mariela Guzmán, perteneciente a la comuna Antonio José de Sucre, señaló que el poder popular está realizando un trabajo de salud con la Maternidad Concepción Palacios en la parroquia San Juan.

“Es un trabajo que se viene haciendo organizado con el pueblo, con los consejos comunales, con las Ubch (Unidades de Batalla Bolívar-Chávez)”, dijo.

El pueblo organizado del barrio El Guarataro, junto con el vicepresidente para el Desarrollo Social y la ministra Melo, realizó un recorrido por los sectores la Línea, La Mansión, La Amarilla y Cruz de la Vega, de la parroquia San Juan, donde se ejecutó una jornada de fumigación para eliminar los mosquitos patas blancas.

¿Qué son los criaderos del mosquito patas blancas?

Son aquellos espacios en los que se acumulan agua limpia y el vector Aedes aegypti coloca sus huevos, generando la formación de larvas que luego se convierten en mosquitos.

Los criaderos de mosquito no se conforman en aguas sucias, el Aedes aegypti busca agua limpia para reproducirse. Por lo tanto, las aguas acumuladas en chapitas, cauchos, potes de agua, floreros, botellas y este tipo de recipientes constituyen una amenaza para la población porque son el hábitat del mosquito transmisor de estas enfermedades. AVN