Personal de Espromed participó en Taller de Brigadas y Técnicas de Desalojo

Personal de Espromed participó en Taller de Brigadas y Técnicas de Desalojo

Para fomentar cultura preventiva ante emergencias y desastres

Caracas, 27.09.16 (Prensa Espromed Bio).- Dada la necesidad de desarrollar una cultura preventiva ante emergencias y desastres, la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed Bio) C.A., adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Salud, organizó el segundo Taller sobre Formación de Brigadas y Técnicas de Desalojo.

La iniciativa de la Oficina de Gestión de Riesgo y Ambiente de la planta biológica contó en calidad de facilitadores con la intervención del capitán José Monsalve, teniente Guillermo Caldera y el sargento mayor Miguel Rondón, todos del Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital, quienes se propusieron dar a conocer técnicas para desarrollar tareas relacionadas con el control de emergencias y métodos para el desalojo que permitan mejorar el desempeño durante un evento adverso.

El amplio temario dividido en dos módulos incluyó: marco legal, formación de brigadas, emergencias y desastres, riesgo, ciclo de eventos adversos, desalojo, extintores portátiles, primeros auxilios, posiciones de seguridad, lugares donde resguardarse, qué hacer en casos de incendio y sismos, signos vitales, estabilizar lesionados, entre diversidad de nociones cuyo manejo es fundamental para preservar la vida propia y la de otros en emergencias y catástrofes. No en balde para los bomberos “ante una emergencia no sobrevive el más fuerte, sino el que está más preparado”, apuntó el sargento mayor Rondón.IMG_20160922_132436

La jornada transcurrió entre charlas, prácticas y videos que imprimieron dinamismo a la actividad pensada para motivar al personal de Espromed Bio a constituir la Brigada de Seguridad y Salud Laboral, que asumirá la responsabilidad de dirigir las acciones para resguardar al personal, visitantes e instalaciones de la planta biotecnológica en alguna eventualidad.

Actuar con calma, conciencia y responsabilidad

La naturaleza sísmica de Venezuela obliga a formar a la ciudadanía en acciones de autoprotección. Saber qué hacer antes, durante y después de un movimiento telúrico son las bases de una cultura preventiva que marca la diferencia entre sobrevivir o no.

Los sismos del 29 de julio de 1967 (Caracas) y 09 de julio de 1997 (Cariaco-estado Sucre) son los últimos entre los más catastróficos que hayan sacudido al país. Han transcurrido 49 y 19 años, respectivamente, por ello las autoridades con competencia en el área sacan a relucir el axioma según el cual mientras más lejos estemos del último sismo, más cerca estaremos del próximo.

Como garante de la seguridad ciudadana, el Gobierno Bolivariano ha impulsado maniobras de prevención y atención, una de ellas el simulacro nacional de evacuación y acciones de autoprotección ante la ocurrencia de sismos, efectuado el pasado 29 de junio a instancias del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz a través del Viceministerio de Gestión de Riesgo y Protección Civil, con participación del Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), Cuerpos de Bomberos, alcaldías y gobernaciones, entre otros entes. IMG_20160922_125223

En consecuencia, los organismos públicos están formando brigadas de seguridad y capacitando a su talento humano para actuar con conciencia y responsabilidad ante emergencias y desastres, no sólo en el entorno laboral sino comunitario y familiar. Haciendo lo propio, Espromed Bio concibió para su personal charlas sobre sismos e higiene y seguridad laboral, además de dos talleres sobre brigadas y desalojo en los que se hicieron recomendaciones para casos de sismo:

  • Elaborar un plan de contingencia sísmica (rutas de escape, área de seguridad, sitio de reunión del grupo familiar).
  • Preparar un morral con medio litro de agua por persona, linterna, radio de pilas, pito, medicinas para enfermos crónicos, chocolate, leche condensada.
  • Tener las llaves de la casa al lado de la puerta.
  • Mantener la calma
  • Resguardarse bajo vigas, marcos de puertas (en paredes de mampostería, no drywall), columnas, mesas firmes, escritorios.
  • Acostarse en posición fetal sobre el lado izquierdo, con ambas manos protegiendo la cabeza.
  • Alejarse de ventanas, balcones, espejos, divisiones y puertas de vidrio.
  • Permanecer en la vivienda mientras dura el sismo.
  • Si se está entre escombros, tocar el pito o hacer ruido para ser encontrado.
  • No encender fósforos, velas o yesqueros.
  • Cuando cese el movimiento, salir sin correr y dirigirse al área de seguridad que debe ser un espacio abierto (parque, estacionamiento) sin postes, cableado, árboles ni edificaciones. Por ningún motivo devolverse a la casa o edificio.
  • Usar sólo las escaleras.
  • Esperar instrucciones de las autoridades. IMG_20160922_130233

Para culminar la capacitación, el grupo de 32 futuros brigadistas de Espromed Bio, bajo la supervisión de los efectivos bomberiles, hizo ejercicios de reanimación cardiopulmonar (RCP); posiciones ante explosiones y gases tóxicos, identificación de grupo, patrón de búsqueda y extinción de fuego. Prensa Espromed/Fotos: Cortesía Johnmaly Jiménez