Venezuela continúa reforzando políticas sanitarias para el descarte de la Hepatitis B y C

Venezuela continúa reforzando políticas sanitarias para el descarte de la Hepatitis B y C

Caracas, 28.07.16 (Prensa MPPS).- Con el fin de conmemorar este 28 de julio el Día Mundial contra la hepatitis, el Estado venezolano continúan reforzando políticas sanitarias para prevenir infecciones y muertes provocadas por este virus, así como garantizar sangre segura.

Nelly de Martínez, jefe del Laboratorio de Inmunopatología del Banco Municipal de Sangre del Distrito Capital, adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), indicó que esta institución realiza pruebas para descartar enfermedades transmisibles por transfusión de sangre.

Resaltó que  el país cuenta con una vacuna para prevenir la hepatitis B, en recién nacidos una dosis, en adultos 3 dosis y en niños de 2, 4 a 6 meses de edad con la vacuna Pentavalente. La hepatitis B es una enfermedad viral que afecta el hígado y puede producir cirrosis o cáncer hepático.

Pruebas para descartar la enfermedad

Informó que a la sangre donada se le practican pruebas para descartar la hepatitis B y C, puesto que existe un riesgo de transmitirlas de 3% al 4%, ya que son adquiridas por enfermedades endémicas y se originan frecuentemente por el contacto con humores corporales infectados.

En cuanto a la detección de la hepatitis B, dijo que se  lleva a cabo la prueba de antígeno de superficie; mientras que para la hepatitis C se realiza el anticore, donde se determinan los anti-cuerpos. Subrayó que las hepatitis A y E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados.

Selección del donante de sangre

Martínez indicó que para la selección del donante de sangre es importante que éste no oculte ningún tipo de información durante la encuesta y el interrogatorio médico, incluyendo si ha padecido o no la enfermedad.

Al ser consultada sobre el momento de aceptar o descartar un donante, precisó que cuando una persona antes de los 12 años presenta hepatitis, se determina que es el virus A. En tal sentido, aclaró que esta hepatitis no se trasmite a través de la transfusión de sangre sino mediante la ingesta de agua o alimentos contaminados, y por eso el donante no se descarta.

Transmisión de la hepatitis B y C

En el caso de la hepatitis B y C, destacó : “Se transmiten a través de la transfusión de sangre y productos sanguíneos contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas, consumo de drogas inyectables, uso de piercings y tatuajes en centros que no cumplen con los requisitos sanitarios adecuados. Anabel Ovalles// Foto: Pedro Ferrer