Venezuela destina 914 mil millones de dólares a la inversión social

Venezuela destina 914 mil millones de dólares a la inversión social

 

Caracas, 13.07.16 (Prensa Espromed Bio).- El Gobierno Bolivariano ha destinado a la inversión social más de 71% de sus ingresos, lo que significa que de un billón 280 mil millones de dólares que en estos 17 años entraron al país por concepto de renta petrolera y producción, se hayan dedicado 914 mil millones de dólares al financiamiento de las Misiones y Grandes Misiones para atender las necesidades del pueblo venezolano.

Salud, educación, vivienda, cultura, son algunas de las áreas atendidas con esta inversión efectuada por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, cuyo reto es llevarla a 85%. Así lo expresó el vicepresidente para el Área Social, Jorge Arreaza, al instalar la plenaria del Congreso de la Patria Internacional, Capítulo Social, que tuvo lugar en el Teatro Bolívar de Caracas.

En el recinto colmado de representantes del Poder Popular, sistema de Misiones y Grandes Misiones, también se dieron cita los invitados internacionales Jaime Caicedo, luchador social de Colombia, y Karent Garreth, enfermera de Estados Unidos. Asimismo estuvieron presentes el ministro de Cultura, Fredy Ñáñez; las titulares de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela; Mujer e Igualdad de Género, Gladys Requena; y Pueblos Indígenas, Clara Vidal; y el diputado por el Gran Polo Patriótico, Ricardo Molina.

Salud preventiva y humanista

Entre los numerosos logros de la revolución en materia social, el vicepresidente Arreaza subrayó Barrio Adentro, red de salud pública creada con el respaldo de Cuba para llevar atención médica y prevención a cada rincón del país. Así, indicó que hasta marzo del presente año ese sistema había salvado un millón 458 mil vidas, igualmente en el primer trimestre dispensó 14 millones de consultas.

El nuevo modelo de atención demandó la formación de profesionales médicos con visión humanista, que en los últimos 7 años suman 22 mil graduados. De la misma forma existen actualmente 35 mil estudiantes de Medicina Integral Comunitaria (MIC) y 10 mil cursando el Posgrado de Medicina General Integral (MGI).

A ello agregó Misión Milagro, la cual ha intervenido a 5.303 pacientes con afecciones visuales, particularmente cataratas y pterigio (carnosidad), devolviéndoles la visión.

Venezuela como modelo

El luchador social Jaime Caicedo inició las ponencias con los avances y retrocesos de los derechos sociales en América Latina. Al respecto, manifestó que cada hecho que ocurre en la región concierne a todos de manera general debido al pasado e historia comunes marcados por la resistencia a la dominación imperialista.

Aseguró que con la Revolución Bolivariana instaurada por Hugo Chávez se abrió una época de liberación en que los cambios no pueden interrumpirse; en tal sentido saludó los logros alcanzados por Venezuela en el área social materializados en las misiones y en los esfuerzos por fomentar la paz, la convivencia, hermandad, solidaridad y cooperación mutua.

Seguidamente Larry Devoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos, presentó una visión integral de los derechos humanos y sus avances. Tras resumir la situación heredada en 1998 por el comandante Chávez -signada por políticas represivas e irrespeto a los derechos humanos-, aseveró que en 1999 comenzaron a operar cambios, el más significativo de ellos la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, “modelo en el mundo que superó los estándares internacionales”.

Apuntó que el desafío es: internacionalizar las misiones con estrategias innovadoras para garantizar los derechos humanos, construir una nueva institucionalidad y ganar la batalla ideológica conceptual, esto es romper con la visión liberal de los derechos humanos a través del conocimiento e intercambio de experiencias.

Por su parte, el diputado Ricardo Molina habló de la vivienda en revolución, para lo cual se paseó por los inicios de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Enfatizó que anteriormente no había derecho sobre el suelo, por lo que las poblaciones de escasos recursos eran confinadas a zonas marginales, con malos terrenos, sin servicios básicos ni apoyo financiero para construir viviendas. Con la GMVV, Chávez demostró que sí se puede tener acceso a mejores terrenos en zonas urbanas y rurales para hacer valer el derecho a una vivienda digna. Molina subrayó: “los terrenos nos son de la oligarquía, son del pueblo”.

Finalmente intervino Karent Garreth, miembro de la Asociación de Enfermeras de Nueva York, quien presentó un panorama del sistema de salud público en esa ciudad que pese a ser una de las más ricas del mundo, exhibe gran desigualdad por motivos raciales y de ingresos económicos, lo que se palpa en la carencia de atención médica.

Fue tajante al expresar que para las personas pobres, indocumentadas o afroamericanos, salud y bienestar “no existen”. La pobreza, dijo, los hace más susceptibles a enfermedades como desnutrición, diabetes, VIH, tuberculosis e hipertensión por la deficiencia y poco acceso a servicios de salud.

La organización que representa, junto a ONG y activistas, luchan contra el racismo, la segregación, los recortes presupuestarios a la salud pública –vista por los gobernantes como un gasto-, la privatización de los servicios de diálisis. Por cierto que esta última tuvo que ser reversada a raíz de la presión ejercida por estas enfermeras que, con apoyo de los medios de difusión, pusieron el tema en el ojo público.

Garreth se mostró gratamente sorprendida por los avances de Venezuela en materia de políticas sociales y aseguró que en ese aspecto, su país tiene mucho que aprender. Añadió que ya están adoptando algunas estrategias para garantizar los derechos fundamentales a las poblaciones menos favorecidas. Foto: Cortesía AVN