Anticuerpos defectuosos influyen en gravedad y muerte por COVID-19

Anticuerpos defectuosos que atacan a interferones tipo 1 (subgrupo de proteínas que ayudan a regular el sistema inmunológico) determinan por qué algunas personas enferman de COVID-19 y pueden morir, informó Science Inmunology.

La publicación, perteneciente a la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, precisó que casi el 20% de los fallecidos por la pandemia, se debe a la generación de esas proteínas y exacerbó sus efectos, al citar estudios realizados en España por el Consorcio de Genética Humana.

El análisis de más de 3 mil 500 pacientes en estado crítico reveló que cerca del 14%, tenía anticuerpos defectuosos, estos últimos más frecuentes en personas mayores de 60 años y en aquellas con algunas patologías inmunológicas previas.

“Hasta el 6% de los mayores de 80 años, tiene estos autoanticuerpos presentes en su organismo previamente a la entrada del virus, mientras que en los mayores de 70 es el 1% y entre los de 18 a 60 años solo el 0,18%”, continuó el artículo.

Carlos Rodríguez-Gallego, inmunólogo del hospital universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, España, y coautor del estudio, explicó la posibilidad de que parte de las reinfecciones en vacunados se deban a esas glucoproteínas, un hallazgo a tener en cuenta para la selección futura de grupos de riesgo que recibirán una tercera dosis.

Aseguró que ya es posible hacer un test especial para detectar estas moléculas y saber si un infectado tiene más riesgo de sufrir un estado grave de la COVID-19 y tratamientos en los primeros días de la infección con interferón.

En el caso de estar avanzada la infección, se puede utilizar la plasmaféresis, un filtrado de la sangre para eliminar anticuerpos malignos y otras moléculas inflamatorias, agregó el especialista.

Por otra parte, un segundo estudio identificó la mutación del gen TLR7, presente en el cromosoma X, que predispone a sufrir la gravedad de la enfermedad más en los hombres, porque portan una copia del orgánulo.

El hallazgo de ese defecto hereditario podría explicar casi el 2,0% de los casos de neumonía grave por la COVID-19 en menores de 60 años.

Manel Juan, inmunólogo del hospital Clínic de Barcelona, comentó que futuras investigaciones podrían encaminarse a si esos factores de riesgo también influyen en las reinfecciones de personas completamente inmunizadas.

A diferencia de los hombres, las mujeres tienen 2 copias de cromosomas X que, según el estudio, es un seguro de vida porque contienen varios genes clave para el correcto funcionamiento del sistema inmune.

“Tener 2 versiones de este cromosoma, hace que la copia sana pueda contrarrestar los efectos de la copia defectuosa en el caso de que exista, algo simplemente imposible cuando solo hay 1 versión disponible”, concluyó la publicación.