Asegura Gerardo Briceño, presidente de Espromed Bio:

Estados Unidos busca vivir de la economía de guerra

Estados Unidos nuevamente sigue con su política injerencista de tratar de aplicar algunas sanciones a grupos de venezolanos que trabajan con el Estado, sanciones que desde todo punto de vista no son diplomáticas y dejan al descubierto aún más el papel de los Estados Unidos en este mundo: buscar la guerra y vivir de esa economía de la guerra”. Tal afirmación pertenece al presidente de la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed Bio, C.A,), Gerardo Briceño, quien encabezó el grupo de trabajadoras y trabajadores de esa planta que acudió a la marcha convocada por el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro; la Asamblea Nacional y las organizaciones sociales en repudio a las sanciones de ese país contra funcionarios venezolanos, y también para celebrar los 15 años de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“El pueblo venezolano, sobre todo los trabajadores de Espromed Bio en su primera asistencia oficial a un evento de tal magnitud, ha dado demostración una vez más del rechazo a las pretensiones de los Estados Unidos. Ha dicho: no queremos gobiernos injerencistas en nuestro patio, no queremos seguir siendo esclavos de una élite de estadounidenses que no comprende los cambios que se están dando en el mundo”, apuntó Briceño. Continuó diciendo que el mundo está abandonando al capitalismo salvaje, “un modelo económico que no es el que necesita la humanidad, un modelo económico que está amenazando la vida humana, como decía el presidente Hugo Chávez. Éste es un nuevo mundo, estamos tratando de hacer un cambio en la sociedad, en las relaciones económicas. Y es algo tan importante que Venezuela y sobre todo Latinoamérica están dando pasos agigantados en la transformación del nuevo hombre. Es parte de esta política adelantada por el presidente Chávez e impulsada por el presidente Maduro. Hemos vuelto a decir “Ya basta, basta de sanciones de Estados Unidos”.

Soberanía farmacéutica El presidente de Espromed recordó que hoy se cumplen 15 años de la Carta Magna, “una de las más avanzadas en el mundo a nivel social. Una Constitución que nació del seno de la población, de un pueblo ya oprimido que estaba en decadencia, con una clase política marcadamente hacia las grandes cúpulas partidistas y que se había olvidado de ese pueblo”. Trajo a colación que en el año 1998 las y los venezolanos le dieron el mandato al presidente Hugo Chávez y en el año 99 le dijeron “sí” a la nueva Constitución. “Es importante destacar que con este instrumento legal hemos avanzando en todos los programas sociales, en los programas económicos, en la salud. Sobre todo la salud integral que es parte nuestra, y allí quedaron unos artículos redactados que son el 83, 84 y 85, los cuales hablan de lo que queremos en salud y parte de ello es ser soberanos farmacéuticamente, y aquí lo estamos construyendo”.

Para culminar, señaló que esos y otros aciertos están contenidos en esa Constitución “joven todavía, 15 años apenas, con la que seguiremos alimentándonos y creciendo junto a ella.

About the author: Prensa