Ejecutivo ratifica voluntad de diálogo en inicio de reuniones con sectores de oposición

Caracas, 30 Oct. Cortesía AVN.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, ratificó su disposición de mantener al diálogo con los representantes de la oposición en función de los máximos intereses del país.

“Vengo dispuesto a escuchar y ojalá a ser escuchado y a buscar puntos de encuentro en función de las grandes mayorías del país, de los intereses nacionales”, indicó el presidente Maduro al instalarse en la noche de este domingo la mesa de diálogo, en La Rinconada, Caracas, entre representantes de la oposición y el gobierno.

Por la oposición asisten el secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Torrealba; el directivo del partido Primero Justicia, Carlos Ocariz; el vocero de Acción Democrática, Luis Alquiles Moreno y el coordinador de asuntos internacionales del partido Un Nuevo Tiempo, Timoteo Zambrano, recién expulsado de la vocería internacional de la MUD.

Por el gobierno participan el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez; la canciller de la República, Delcy Rodríguez, el diputado del Bloque de la Patria, Elías Jaua y ex embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos, Roy Chaderton.

El jefe de Estado ratificó la voluntad del Ejecutivo de asumir “un compromiso profundo, yo asumo un compromiso profundo por este diálogo que arranca el día de hoy (domingo)”.

Destacó que el Gobierno Bolivariano siempre ha trabajado por abrir espacios de diálogo con sectores adversos a la Revolución Bolivariana. Recordó el proceso de diálogo con sectores de la oposición, convocado en noviembre de 2002 por el Comandante Hugo Chávez.

“Y ahí estuvimos noviembre, diciembre, cómo olvidar esos meses del año 2002, enero, febrero, marzo de 2003 y luego logramos un acuerdo que permitió desarrollar una agenda de paz”, destacó.

Dijo que esta nueva oportunidad de diálogo representa una oportunidad para “desarmar el odio, la intolerancia y abrirle camino al amor entre los venezolanos y venezolanas”.

Subrayó que el camino hacia la paz no debe ser una alternativa, sino una necesidad para la búsqueda del interés común del país.

Previo a la instalación de la mesa de diálogo, el representante del Vaticano, monseñor Claudio María Celli, manifestó la importancia del diálogo para promover el respeto a la convivencia del pueblo venezolano. “Hoy necesitamos encontrar caminos que aunque difíciles conducen a una paz, segura y duradera”, indicó.

Dijo que aunque el proceso de diálogo representa un desafío “el diálogo es el camino principal de la política. El diálogo es el instrumento social que permite construir  un pueblo donde las diferencias se armonizan en un proyecto conjunto”.