Estas son las 10 medidas básicas de prevención personal contra el COVID-19 de acuerdo con OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) delineó 10 medidas básicas de prevención personal contra el COVID-19, que incluyen lavarse las manos y limpiar las superficies con regularidad, así como evitar viajar cuando se presenta fiebre o tos.

De acuerdo con el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, “el riesgo depende del sitio en el que la persona viva, su edad y su estado general de salud. La OMS puede proporcionar directrices generales, pero las personas también deben seguir las directrices nacionales y consultar a los profesionales de la salud locales”.

A continuación las recomendaciones del organismo:

  1. Limpiar las manos con regularidad con un desinfectante para manos a base de alcohol, o lavarlas con agua y jabón. Tocarse la cara después de tocar superficies contaminadas o a personas enfermas es una de las maneras en las que el virus puede ser transmitido. Al lavarse las manos se puede reducir el riesgo.
  2. Limpiar las superficies con regularidad con un desinfectante, por ejemplo, las bancas y mesas de la cocina y los escritorios de trabajo.
  3. Informarse sobre el COVID-19, pero asegurándose de que la información provenga de fuentes confiables como las agencias de salud pública locales o nacionales, el sitio en la red de la OMS o los profesionales de la salud locales. En la mayoría de las personas, los síntomas comienzan con fiebre y una tos seca en lugar de escurrimiento nasal. La mayoría de las personas presentan una enfermedad leve y mejoran sin necesidad de ningún cuidado especial.
  4. Evitar realizar viajes cuando se tiene fiebre o tos, y si la persona enferma durante un vuelo debe informar de inmediato a la tripulación. Una vez en casa, ponerse en contacto con un profesional de la salud.
  5. Toser o estornudar en la manga o usar un pañuelo, el cual debe ser desechado de inmediato en un bote de basura con tapa, y después lavarse las manos.
  6. En las personas de 60 años o más o que tengan alguna afección subyacente como enfermedad cardiovascular, una afección respiratoria o diabetes, el riesgo de desarrollar una enfermedad severa podría ser mayor. Es necesario tomar precauciones adicionales en zonas o sitios concurridos en donde es posible la interacción con personas enfermas.
  7. Quienes se sientan mal deben permanecer en casa y llamar al médico o a los profesionales de la salud locales, los cuales formularán preguntas con respecto a los síntomas, los sitios en los que la persona ha estado y con quiénes ha estado en contacto. Esto ayudará a asegurarse de recibir las recomendaciones correctas, de ser dirigido a la instalación de salud correcta y de evitar contagiar a otros.
  8. Si la persona está enferma debe permanecer en casa y comer y dormir separada de los demás miembros de la familia, y usar utensilios y cubiertos separados para comer.
  9. Si hay dificultad para respirar es necesario llamar al médico y buscar atención de inmediato.
  10. Es normal y comprensible sentirse ansioso, sobre todo cuando uno vive en un país o una comunidad que ha sido afectada. Uno debe enterarse de lo que se puede hacer en la comunidad y discutir la manera de mantenerse seguro en el trabajo, la escuela o el lugar de culto.

El director general de la OMS aseguró que la prevención empieza en cada persona. “En este momento, nuestro mayor enemigo no es el virus en sí; es el miedo, los rumores y la estigmatización”.