La genética está de la mano con la salud pública

La Unidad de Estudios Genéticos y Forenses (UEGF) del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), como parte del III Ciclo de Conferencias en Bioinformática y Biología Computacional 2019, llevó a cabo la videoconferencia denominada Epidemiología Genómica aplicada a Salud Pública, con la participación de Josefina Campos, investigadora Argentina del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, adscrito a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán.

Campos explicó que la historia de la genómica comenzó en 2012 y es una técnica de laboratorio empleada para hacer estudios poblacionales de todo tipo que se traduce en la vigilancia de salud pública.

La conferencista resaltó que los resultados obtenidos mediante las investigaciones realizadas han arrojado excelentes resultados, al tomar en cuenta que hasta el momento es la técnica de mayor resolución y puede ser aplicada en distintos campos.

“Estos estudios pueden ser empleados tanto en investigaciones de la resistencia antibiótica, en el caso de un brote de trasmisión alimentaria o virus, así como en la parte genómica humana”, especificó.

Rafael Puche, profesional asociado a la investigación e integrante del grupo de bioinformática  de la UEGF, señaló la importancia que tiene el ciclo de conferencias, como un espacio para la divulgación, discusión y formación del campo bioinformático como herramienta fundamental en el manejo, análisis e interpretación de datos genómicos  generados por la tecnología de Secuenciación de Nueva Generación (NGS).

“La idea es tener invitados internacionales y estrechar lazos para posteriormente crear alianzas científicas en la medida de lo posible para fortalecer la ciencia en el país. El campo de la bioinformática  ha tenido mucho auge a partir de la finalización  del proyecto del genoma humano para lo cual se han desarrollado novedosas herramientas a nivel computacional para manejar grandes cantidades de datos y de esta forma generar conocimiento para comprender el funcionamiento del genoma”, dijo Puche refiriéndose al análisis de las letras de las  cuatro bases nitrogenadas de la molécula del ácido desoxirribonucleico AGCT= Adenina, Guanina, Citocina y Tinina, lo que da el rango fenotipo de todos los seres vivos.

De igual manera, destacó que todas estas conferencias pueden ser vistas en vivo en YouTube, solo deben registrarse en la página del ciclo  htpps://sites.google.com/view/conferenciasbioinformatica2019/.

Hace tres años en de la UEGF del IVIC realizaron la primera secuencia del genoma de un microorganismo  patógeno en el país, lo cual gracias a un proyecto colaborativo se llegó al descubrimiento de una nueva cepa de leptospirosis. 

“Los resultados obtenidos fueron muy favorables, en vista que identificaron una bacteria llamada  leptospira Venezuelensis  convirtiéndose en los únicos datos en materia de genes que hasta los momentos tenemos a mano”, precisó Hernández.

Medicina personalizada

En el IVIC hacen grandes esfuerzos en materia de secuenciación de ADN, tanto que este año la UEGF arriba a su vigésimo aniversario. “Contamos con equipos de tecnología de punta, con los cuales podemos dar respuesta en menor tiempo a los usuarios de nuestros servicios, como la herramienta molecular y bioinformatica, que permiten hacer análisis más extensivos y profundos sobre los nuevos conocimientos que se han ido generando”, afirmó Carlos Ramírez, jefe de la UEGF del Ivic.

Desde el Ivic se quiere seguir trabajando y aportando ese granito de arena en cuanto al estudio de los seres vivos, genética y genoma, ya que tienen un impacto de primer orden. “En la actualidad contamos con un proyecto asociado con el cáncer y sus mutaciones, y estamos dando respuesta oportuna ante este tema, de allí lo que hemos denominado medicina personalizada, lo que se ha convertido en un boom y nosotros queremos ser parte de eso, porque contamos con la información, talento humano, posibilidad y capacidades”, aseguró Ramírez.

Con el paso del tiempo han venido cambiando la forma de ver los patrimonios genéticos de la humanidad y eso lleva a una condición muy distinta a lo que se tiene en la actualidad, “contamos con las herramientas y en eso estamos trabajando y llevando el conocimientos”, aseguró Ramírez.