“La prevención del cáncer de mama está en nuestras manos”

“La prevención del cáncer de mama está en nuestras manos”

Luisa Bolívar, especialista de Min-Salud:

Caracas, 1º.10.18 (MPPS/Prensa Espromed BIO).- Un contundente “Examínate” identificó la charla sobre el cáncer de mama dictada en la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed BIO) C.A., donde un público integrado mayormente por mujeres y algunos caballeros escuchó con especial interés mensajes sobre la prevención, detección temprana, tratamientos y cuidados de esa enfermedad que desde 2009 ocupa el segundo lugar entre las causas de mortalidad femenina en nuestro país.

La coordinadora del Programa de Atención al Cáncer de Cuello Uterino y Mama del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), Luisa Bolívar, fue la encargada de compartir sus conocimientos sobre el tema y poner el acento en el autoexamen de mamas como la estrategia más eficaz para evitar el cáncer, asegurando que “la prevención está en nuestras manos y en las de cada uno de ustedes”.

Es de hacer notar que esta actividad de sensibilización es parte de la agenda de la Gerencia de Investigación, Desarrollo y Nuevos Proyectos de Espromed BIO que dedicó a este tema el Encuentro con la Salud, Ciencia y Tecnología de octubre, para cerrar con broche de oro el denominado “mes rosa”.

¿Benigno o maligno?

La especialista comenzó su exposición con la anatomía de la mama y lo que diferencia la condición fibroquística (benigna) del fibroadenoma (maligno). Mientras la primera es la aparición de varios nódulos pequeños, el segundo se caracteriza por ser un solo bulto y ello se puede apreciar con el ecosonograma, que determina si se trata de una formación quística o densa. Aunque ambos son móviles, los quistes duelen mientras que el fibroadenoma no.

Bolívar también habló de los cambios que experimentan los senos en la manera como se ven y se sienten durante las distintas etapas de la vida.

Señales de alerta

Endurecimientos, rasgaduras, erupción, descamación del pezón, aumento de las venas, secreciones, orificios, protuberancias, piel de naranja y retracción del pezón se cuentan entre los síntomas de cáncer. Por tal motivo la representante del MPPS fue enfática en la necesidad de autoexaminarse, conocerse las mamas y ante cualquier alteración acudir al médico de inmediato.

Las y los asistentes a la charla recibieron también inducción sobre cómo hacer el autoexamen, que debe practicarse una semana después de haber menstruado, es decir una vez al mes; mientras que las mujeres en etapa de menopausia tienen que escoger un día fijo del mes para esa evaluación.

Mamografía

“Es el examen que nos permite ver el cáncer antes de que podamos tocarlo”, expresó Bolívar, quien se hizo eco de la recomendación mundial de realizar la mamografía a mujeres con edades entre los 50 y 74 años, cada dos años. Las que posean antecedentes de cáncer o alguna condición, diez años antes, es decir a partir de los 40. “Antes de esa edad, vamos a trabajar con ecosonogramas”.

A las que tienen prótesis mamarias se les hace la mamografía para llevar un control y si les resulta muy incómoda, se indica la resonancia magnética.

 

Factores de riesgo

La edad, es más frecuente en personas a partir de los 50 años, igual en aquell@s con herencia familiar de cáncer; el desarrollo (menarquia) precoz, la menopausia tardía, el ser nulíparas (no haber parido), haber parido después de los 30 años; consumir una dieta rica en grasas saturadas, azúcares y sal; tabaco, alcohol, obesidad, sedentarismo, estrés, el consumo de anticonceptivos orales sin prescripción y terapias hormonales por un lapso mayor a los cinco años.

Puro cuento

Son varios los mitos en torno al cáncer de mama, la vocera del MPPS citó algunos de ellos y ratificó su falsedad: Golpearse el seno causa cáncer, senos grandes tienen mayor riesgo de cáncer, el cáncer mamario es contagioso, la mamografía sólo se hace si hay síntomas, si no hay historia de cáncer en la familia no hay riesgo, acariciar los senos puede conducir al cáncer, el cáncer de mama no afecta a los hombres.

Respecto a esto último advirtió que los hombres representan 1% de los casos, mientras que las féminas aportan 99% restante. Sin embargo, no debe desestimarse este dato ni bajar la guardia ante un enemigo que no hace distinciones.

Síntomas en varones

Bultos en la mama, dolor y /o secreción en el pezón, úlceras en la areola y ganglios linfáticos dilatados -sobre todo en las axilas- son las manifestaciones en el sexo masculino. Luisa Bolívar, coordinadora del Programa de Atención al Cáncer de Cuello Uterino y Mama (MPPS), alerta a los hombres respecto a la importancia del autoexamen para detectar a tiempo cualquier anomalía y recurrir al especialista cuanto antes, puesto que casi siempre llegan a consulta en fase terminal.

¿Cómo prevenirlo?

Tener hijos antes de los 30 años de edad, practicar la lactancia, mantener un peso adecuado, ejercitar al menos tres veces por semana, evitar tratamientos hormonales por más de cinco años, hacerse el autoexamen mensualmente, tener una alimentación sana (disminuir grasas, aumentar el consumo de fibras; eliminar alimentos ahumados, curados o al carbón), dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol.