Ministro Carlos Alvarado desde la ONU: Bloqueo estadounidense atenta contra el sistema público nacional de salud

Durante su participación en la reunión de alto nivel sobre Cobertura Sanitaria Universal, el ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, instó a los países miembros de la ONU a unir esfuerzos para exigir el cese inmediato de las medidas coercitivas unilaterales las cuales atentan contra el sistema público de salud venezolano al impedir la adquisición de medicamentos, vacunas, tratamientos e insumos quirúrgicos.

“Se ha denunciado en diferentes foros internacionales la grave violación a los derechos humanos y en particular al derecho a la salud de la población venezolana por parte del gobierno de Estados Unidos y otros países que se pliegan a su mandato (…) Para continuar avanzando en la construcción del sistema público nacional de salud, el efectivo cumplimiento de la ODS y garantizar el derecho a la salud en Venezuela es importante que aunemos esfuerzos para rechazar la imposición de estas medidas”, destacó el Ministro de Salud.

Explicó que el gobierno venezolano ha recurrido a países aliados que no le temen al bloqueo como Cuba, China y Rusia; y también al apoyo de Naciones Unidas para disminuir el impacto de la guerra económica. “De igual manera hemos coordinado con organismos internacionales para el recibimiento de asistencia técnica humanitaria”.

Asimismo informó que desde hace 20 años en Venezuela se viene construyendo un sistema universal de salud bajo los principios de atención primaria, universalidad integralidad, solidaridad, equidad, gratuidad y participación social; y que esos resultados positivos se aprecian en los indicadores que de manera sostenida presentaron mejoría desde 1999 hasta los años 2014 y 2015, momento en que se intensificaron las agresiones del gobierno estadounidense.

Resaltó además que para agilizar la construcción del sistema público nacional se creó la Misión Barrio Adentro Salud a partir de la cual se ha consolidado una red comunal de servicios, incrementando en un 395% los establecimientos de salud e incentivando la apertura de consultorios populares por cada 250 familias venezolanas.

“Otro ejemplo reciente es la negativa del gobierno norteamericano de otorgar la visa para asistir a la reunión del Consejo Directivo de la Organización Panamericano de la Salud que se llevará a cabo en Washington en octubre violentando el derecho a la participación de este importante foro”, agregó