OMS: La pandemia acabará cuando el mundo decida acabar con ella

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus, declaró este domingo que la pandemia del coronavirus terminará cuando el mundo elija acabar con ella, al tiempo que instó a un reparto justo de las vacunas, reseñaron medios internacionales.

“La pandemia acabará cuando el mundo decida acabar con ella. Todo está en nuestras manos, tenemos todas las herramientas necesarias: herramientas médicas y de salud pública efectivas”, dijo Gebreyesus durante su intervención en la Cumbre Mundial de la Salud, que se celebra en Berlín.

Además, criticó a la comunidad internacional por no utilizar bien dichas herramientas en la lucha contra la COVID-19.

El jefe del organismo instó a todos los países con al menos el 40% de la población vacunada a “ceder su sitio en la cola de distribución de las vacunas” al mecanismo Covax y al Fondo Africano para la Adquisición de Vacunas (AVAT), impulsados por la OMS y la Unión Africana (UA), respectivamente.

Asimismo, urgió a los productores a priorizar y cumplir sus compromisos con Covax y AVAT, a una mayor transparencia sobre el destino de la vacunas y a compartir conocimientos, tecnologías y licencias y renunciar a los derechos de propiedad intelectual.

“Si hacemos esto, podemos acabar con la pandemia y acelerar la recuperación global”, afirmó. En ese sentido, subrayó la necesidad de fortalecer la arquitectura global sanitaria, compleja y fragmentada en la actualidad, para evitar que esto vuelva a ocurrir.

También, señaló que el objetivo establecido de vacunar al 40% de la población de cada país hasta finales de este año puede lograrse, pero bajo determinadas condiciones.

Desde el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 detectado a finales de 2019.

A nivel mundial, se han registrado más de 243,6 millones de casos de infección por el patógeno, incluidos más de 4,94 millones de decesos, según la Universidad Johns Hopkins de EE. UU.