Países de las Américas deben adoptar medidas para seguir manteniendo a la poliomielitis fuera de la región

Países de las Américas deben adoptar medidas para seguir manteniendo a la poliomielitis fuera de la región

Washington, D.C., 23.10.18 (Cortesía OPS/OMS).-  Los países de la región de las Américas deben adoptar medidas inmediatas para aumentar a 95% la cobertura de la vacuna contra la poliomielitis, advierte la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Este llamado, emitido luego de que se informara que la cobertura está por debajo de los niveles recomendados en muchos países de la región, llega justo antes del Día Mundial contra la Polio, que se celebra todos los años el 24 de octubre.

La región de las Américas ha estado libre de casos de poliovirus salvajes durante 27 años, con el último caso que se detectó el 23 de agosto de 1991 en Perú. Los países pudieron eliminar la poliomielitis al lograr tasas altas de cobertura de la vacunación en los niños y mediante una vigilancia epidemiológica sostenida para garantizar la detección temprana de cualquier brote de la enfermedad.

“La región de las Américas está libre de polio, pero mientras exista un solo caso en cualquier parte del mundo, el riesgo persiste”, dijo el doctor Jarbas Barbosa, Subdirector de la OPS. “Al alcanzar y mantener altas coberturas de vacunación, y al reforzar la vigilancia epidemiológica, podemos hacer realidad el sueño de un futuro sin polio en todo el mundo”, agregó.

Sin embargo, informes recientes indican que los países no están manteniendo la tasa de 95% de cobertura de la vacunación que se requiere en todos los niveles para prevenir la transmisión de la enfermedad. Esto quiere decir que algunas comunidades corren el riesgo de no poder prevenir un brote si hubiera un caso importado o si se presenta un caso por poliovirus derivado de la vacuna.

La poliomielitis y la región de las Américas

La poliomielitis es una enfermedad sumamente contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso, lo que puede causar parálisis en cuestión de horas. Afecta principalmente a los menores de 5 años y se transmite de persona a persona. Aunque no tiene curación, la infección por el virus es prevenible mediante vacunación. La vacuna contra la poliomielitis, administrada varias veces, puede dar protección de por vida.

En 1975 se notificaron casi 6.000 casos de poliomielitis en la región de las Américas; en 1991 se detectaron los últimos seis casos. Tres años después, en 1994, la enfermedad se declaró formalmente eliminada en la región. Desde entonces, ningún niño en el continente se ha quedado paralizado por poliovirus salvajes.

Al ser la primera región del mundo en eliminar la poliomielitis, la OPS y la región de las Américas han liderado el camino hacia un mundo libre de la enfermedad.

La OPS actualmente está colaborando con los países para asegurarse de que cada año más de 95% de los menores de 1 año reciban la vacuna contra la poliomielitis en todos los municipios de los países de las Américas. Los esfuerzos también se centran en intensificar el monitoreo de los casos de parálisis flácida aguda y cumplir los requisitos de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, el Plan estratégico para la erradicación de la poliomielitis y la fase final, y la Comisión Mundial de Certificación de la Erradicación de la Poliomielitis.

“Cuando se trata de mantener a la región de las Américas libre de la poliomielitis, no hay lugar para la complacencia”, señaló Cuauhtémoc Ruiz Matus, Jefe de la Unidad de Inmunización Integral de la Familia en la OPS. “Se deben aumentar de inmediato las tasas de cobertura de vacunación para proteger a los niños de nuestra región de esta enfermedad mortal. Mientras haya poliomielitis en algún lugar, esta enfermedad será una amenaza para los niños en todas partes.”

Erradicación mundial

Pese a que desde 1988 los casos de poliomielitis han disminuido en más de 99% en todo el mundo, al pasar de más de 350.000 casos estimados ese año a apenas 19 casos notificados en octubre de 2018, mientras haya un solo niño infectado por poliovirus, los niños de todos los países del mundo están en riesgo. El poliovirus puede importarse fácilmente a un país libre de poliomielitis y puede propagarse con rapidez en los grupos poblacionales no inmunizados, razón por la cual es tan importante mantener una tasa alta de cobertura de la vacunación.

En la actualidad, el mundo está más cerca que nunca de alcanzar la meta de erradicar la poliomielitis. A nivel mundial, hay menos casos ahora que en cualquier otro momento en la historia. Se ha certificado que cuatro de las seis regiones de la OMS están libres de poliomielitis, y solo uno de los tres tipos de poliovirus salvajes (tipo 1) sigue circulando en el mundo.

Al frente del arduo trabajo gracias al cual se han alcanzado estos logros se encuentra la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, encabezada por la OMS, la Asociación Rotaria Internacional, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), el UNICEF y la Fundación Bill y Melinda Gates, además del compromiso y esfuerzo de los propios países.

La erradicación mundial de la poliomielitis implicará no solo un mundo libre de la enfermedad para las generaciones futuras sino también un ahorro económico de entre $40.000 y $50.000 millones. No alcanzar la meta de la erradicación traería como consecuencia el resurgimiento de la enfermedad y se estima que habría unos 200.000 casos al año en todo el mundo.

“Con el compromiso de todos, la poliomielitis será la primera enfermedad en ser erradicada en el siglo XXI”, dijo el doctor Barbosa. “Pongámonos en acción y protejamos a nuestros niños”, subrayó.

Día Mundial contra la Polio

El Día Mundial contra la Polio fue establecido por la Asociación Rotaria Internacional hace más de diez años para conmemorar el nacimiento de Jonak Salk, quien encabezó el primer equipo que desarrolló una vacuna contra la poliomielitis. Desde entonces, este día sirve para concienciar sobre la importancia de la vacuna en los esfuerzos para erradicar el virus. Se celebra el 24 de octubre todos los años.