Panamá: Pacientes quieren ser parte del futuro observatorio nacional de medicinas

Las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) apuestan a la creación de un Observatorio Nacional de Medicamentos para lograr tener un control de los fármacos con que cuentan las instalaciones de salud para los pacientes, así como conocer con suficiente tiempo cuáles son las medicinas que hacen falta para hacer la licitación.

Sin embargo, los representantes de los pacientes solicitan a las autoridades ser incluidos en ese observatorio, ya que ellos son los que conocen la realidad de la escasez de medicinas.

La creación de este observatorio es parte de la propuesta legislativa 55 que presentó en agosto pasado la ministra de Salud, Rosario Turner, para modificar la Ley 1 de enero de 2001, sobre medicamentos.

‘Efectividad del observatorio de medicamentos, en duda’

El proyecto de ley 55, que busca modificar la Ley 1 de 10 de enero de 2001, incluye la creación del Observatorio Nacional de Medicamentos de Panamá, un órgano asesor adscrito a la Dirección de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa), que tendrá como objetivo terminar con la carencia de medicinas que constantemente enfrenta la población.

No obstante, los pacientes dudan de que la creación de este Observatorio Nacional de Medicamentos termine con la falta de fármacos en el sistema de salud pública, porque en muchas ocasiones este problema tiene su origen en el hecho de que los funcionarios no solicitan las medicinas, aunque existan en el inventario de los depósitos.

La herramienta

El artículo 10 del proyecto que se envió a una subcomisión de la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional subraya: “Se creará el Observatorio Nacional de Medicamentos de Panamá, como órgano asesor del Ministerio de Salud y de la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas, adscrito a esta entidad, con el objetivo de fortalecer el sistema de suministro, trazabilidad y seguridad de medicamentos, así como la de medir el comportamiento de los mismos en el mercado nacional e internacional. Este artículo será debidamente reglamentado”.

En ese sentido, el viceministro de Salud, Luis Francisco Sucre, explicó que este observatorio será solo una herramienta que permitirá a la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Minsa vigilar cuál es el comportamiento, utilidad y existencia de los medicamentos que se utilizan en el país, así como el movimiento de las medicinas del Minsa y la Caja de Seguro Social (CSS) en el país.

Agregó que podrán conocer la distribución de los medicamentos para garantizar que no existan áreas con más fármacos que otras.

El ministro de Salud aseguró que con este observatorio se conocerá con suficiente tiempo cuáles son las medicinas que hacen falta para proceder con la licitación.

Burocracia

Sobre la creación del Observatorio Nacional de Medicamentos de Panamá, la vicepresidenta de la Federación de Pacientes con Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas (Fenaeccd), Enma Pinzón, indicó que es necesario que los pacientes participen en este organismo, a fin de velar para que todos los procesos relacionados con el abastecimiento de medicinas se hagan de la forma más ágil.

Pinzón dijo que como pacientes están “luchando” para formar parte del observatorio, porque son los pacientes los que sufren todas las “crisis” generadas por la falta de medicinas. Su presencia en el observatorio, según Pinzón, evitaría que el organismo se convierta en otro ente burocrático.

El director de la Fundación Pro Bienestar y Dignidad de las Personas Afectadas por el VIH-sida y presidente de Fenaceccd, Orlando Quintero, acotó que este observatorio no sería necesario si todos los sectores involucrados en el abastecimiento de medicinas trabajaran coordinadamente.

Sostuvo que el problema surge porque el sistema no funciona con la eficacia que se requiere para beneficio del paciente.

Problema recurrente

El desabastecimiento de medicinas en las instalaciones de salud pública es recurrente, algunas veces por problemas en el proceso de compras, y en otras ocasiones, porque no se solicitan las medicinas, a pesar de que hay en inventario en los depósitos centrales.

De eso sabe muy bien Orlando (*), un joven que durante esta semana recorrió diferentes instalaciones de la CSS en busca de adalimumab de 40 miligramos para controlar la artritis reumatoide que afecta a su mamá de 82 años de edad.

A Orlando le habían informado que la medicina había llegado al depósito central de esta institución desde el pasado viernes 30 de agosto, pero al acercarse el pasado 4 de septiembre al Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid descubrió que no había. Ayer se presentó a la policlínica Joaquín José Vallarino, en Juan Díaz, y tampoco la encontró.

Finalmente pudo ubicar la medicina en el Hospital Irma de Lourdes Tzanetatos, en el corregimiento 24 de Diciembre.