Planta de Especialidades Farmacéuticas se llenó de Zulianidad

Caracas, 16.11.17 (Prensa Espromed Bio).- Con el objetivo de proporcionar a sus trabajadores una jornada de cultura, entretenimiento e integración, la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed BIO), C.A. dedicó el pasado martes a exaltar la zulianidad.

Música, artesanía y gastronomía crearon el ambiente en el estacionamiento de la Planta de Especialidades Farmacéuticas en Las Adjuntas, gracias a la iniciativa de la Oficina de Comunicación y Relaciones Interinstitucionales que en octubre inauguró ese tipo de encuentros con un viernes llanero.

En esta ocasión los asistentes degustaron bollitos de carne, chicharrón y pollo; pastelitos variados, los tradicionales tostones, además de catalinas, tortas, donas, papelón con limón y té._MG_7236

_MG_7210La participación artesanal estuvo a cargo de miembros de la Red de Arte, que una vez más atendió la invitación de la empresa para ofrecer el producto de su laboriosidad y creatividad. En esta oportunidad fueron 25 los artífices del alambrismo, marroquinería, tejido, chocolatería, madera, orfebrería, macramé, bisutería y cuero.

Que se repita

En general, la propuesta de un día al mes para compartir fue bien recibida por el personal de la conocida como Planta II_MG_7204 de Espromed BIO. Marilin Guzmán, enlace de Recursos Humanos en Planta II, manifestó que el evento fue satisfactorio en lo organizativo y motivacional: “La mayoría del personal de aquí y algunos del Sefar (Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas) compró, los costos eran asequibles y había la posibilidad de pagar por punto de venta, transferencia o efectivo. Estamos agradecidos con la ingeniera María Pulido, gerente de Relaciones Institucionales de Espromed, por la iniciativa de haber tomado en cuenta a Planta II para hacer este tipo de evento. Esperamos que se repita”.

Daviana Zambrano trabaja en Sala de Aguas (Gerencia de Ingeniería) y participó con hallaquitas de chicharrón. “La feria me pareció bastante chévere, aunque esperaba mayor presencia del personal de Planta I; en líneas generales, en cuanto a la venta y el compartir con los compañeros, estuvo genial”.

Entre los expositores se encontraba Alejando Contreras (Oficina de Tecnología de la Información y Comunicación). Ésta fue la primera vez que intervino en una feria y lo hizo con pastelitos. “Me fue bien, se debe repetir pero con mayor asistencia de los trabajadores. Los precios estuvieron más baratos que en el mercado”.

_MG_7194Así lo ratificaron los consumidores. Junior Brito (ayudante en Ingeniería) adquirió tostones, catalinas, donas y papelón con limón, “me pareció positivo que se pudiera transferir el pago de los productos. La feria estuvo bien pero hizo falta más participación de nuestros compañeros de Planta I”.

Y para Teresa Cuello (enlace de la Coordinación de Compras entre Planta I y II) el evento estuvo bien organizado, “sobre todo porque hubo punto de venta para facilitar la cancelación. Los productos estuvieron muy buenos y económicos, además que así apoyamos a los artesanos tanto de trabajo manual como de artes culinarias”.

Espaldarazo al trabajo artesanal

_MG_7179Cuarenta años dedicados a la labor artesanal es el aval de Manuel Rivas, quien afirma haber nacido con ese don. “Mi padre era zapatero y trabajaba el cuero, así fue como aprendí. Yo hago orfebrería, talabartería, trabajo el cobre y artículos de reciclaje con plástico. Es lo que estamos buscando, que los venezolanos transformemos cosas y no esperemos que todo lo traigan hecho de afuera; démosle una oportunidad a los artesanos. Nosotros también hacemos vestido, calzado, bolsos… me gustaría que así como ustedes nos invitan, otras instituciones nos abrieran las puertas”.

Dice estar agradecido con Espromed que ha seguido pendiente de ellos, “ya son dos años consecutivos que nos han invitado a su feria y lo hemos pasado bien. Si cualquier persona quiere hacer una feria artesanal en su comunidad, nos pueden contactar a través de la Red de Artesanos, estamos en el Bulevar de Sabana Grande, en Catia, en el Eje del Buen Vivir (inmediaciones del Museo de Ciencias Naturales, Los Caobos) y en otras zonas de Caracas.

Trabajos en cuero, orfebrería, arcilla, calados en coco, metal, zarcillos y reciclaje es la propuesta que llevó a la feria  Antonio Barco, poseedor de una trayectoria de 26 años en labor artesanal. Es la primera vez que expone en la feria de Espromed “y nos resultó, vendimos, la gente fue agradable. Deben hacerla más seguido para _MG_7186que los trabajadores de la empresa tengan motivación de asistir”.

Barco comparte su quehacer diario con la transmisión de ese conocimiento a través de clases de alambrismo, que imparte jueves y viernes en la Casa de Aquiles Nazoa, en Capuchinos.

About the author: Prensa