Uruguay: Recomiendan generar grupo multipartidario para trabajar en acuerdo Mercosur – UE

Para Albertoni, uruguayo radicado en Estados Unidos, es interesante que una vez que Europa confirme el acuerdo, el primero del Mercosur que lo ratifique ya puede hacer uso del mismo y considera que “no es un dato menor porque muchas partes del acuerdo es en base a cuotas” y en la teoría, “el que pega primero se queda con la cuota”.

También se refirió a los sectores que van a quedar expuestos a la competencia. “Es con los que cuanto antes el gobierno, que de hecho ya conoce la letra chica, tiene que sentarse a la misma mesa y avisarle ‘usted sí se va a ver expuesto a la competencia de Europa, veamos juntos qué está pagando, cuáles son los costos’ para focalizar la política pública, para aumentar la competitividad y que tenga más cuerpo al competir. Esto es el efecto cualitativo, la apertura comercial que nos expone, nos increpa y ayuda al gobierno a focalizar la política pública. Es empezar a compararnos con varas reales del mercado internacional”, dijo el especialista.

La inserción internacional es importante en el día a día de un país y en “un mercado tan chico como el de Uruguay es inevitable que si alguien quiere crear un negocio y escalar en venta, podrá tener un techo, pero siempre se va a necesitar un poco más para escalar”. Albertoni explicó que si un país se abre al mundo puede bajar los aranceles (impuesto de entrada) y eso permite bajar los costos de los productos, por ejemplo.

“Todo indica que el rubro de propiedad intelectual no estuvo en la mesa de negociación y quedó a un lado. La patente es un tema complejo, dicho en fácil es lo que protege las ideas. El mundo tiende a ir a pagar la propiedad intelectual, no solo pagando a quienes lo crean si no siendo el creador mañana. Si uno se mete en ese juego dinamiza la innovación. Es un poco el huevo y la gallina, en la medida que no nos metamos en ese debate tampoco dinamizamos otro debate hacia adentro. La farmacéutica es un ejemplo, pero cuando hablo de propiedad intelectual voy hasta el pago de derechos de autor en fotocopias”, dijo en Entrevista 930.

Nicolás Albertoni dijo que la industria farmacéutica podría marcar postura en el tema de patentes (propiedad intelectual) porque “cada remedio tiene una fórmula específica de cómo se elaboró y en Uruguay hay mucha venta de genéricos” por lo que “si me comprometo a cumplir con la propiedad intelectual me voy a comprometer a no hacer más genéricos y pagar la fórmula, cada remedio que yo haga va a tener que pagar al creador de la fórmula y eso inevitablemente va a encarecer los procesos porque le estoy sumando un costo más”.

Albertoni presenta su libro “Uruguay como solución. Su inserción internacional: cuando lo importante se transforma en urgente” en el que analiza diferentes aspectos de la política internacional y algunas de las temáticas indicadas en profundidad.