Venezuela inicia año escolar 2015-2016 con más inclusión y calidad educativa

Caracas, 16 Sep. Cortesía AVN.- Más de 10 millones de estudiantes de todos los niveles educativos están convocados este miércoles al inicio del año escolar 2015-2016, período en el que el Ministerio de Educación se ha propuesto incrementar las políticas de inclusión y calidad educativa para garantizar se cumpla con el derecho fundamental a la enseñanza.

De los más de 10 millones de estudiantes, seis millones 156.076 son escolares registrados en escuelas y liceos públicos, mientras que un millón 722.462 están inscritos en colegios privados; lo que sumado a los dos millones 630.000 universitarios alcanza una matrícula de 10 millones 508.538 venezolanos formándose en aulas de clase.

Esto significa que un tercio de la población del país está inscrita en escuelas, liceos y universidades en todos los niveles, lo cual representa la matrícula más grande registrada en la historia de la nación.

El logro es resultado directo de la política de inclusión y democratización educativa de la Revolución Bolivariana que tiene como principio el fomento de la educación pública y gratuita y la construcción de planteles en todos los municipios del país.

En los primeros 16 años de Revolución, la matrícula en educación inicial, que incluye niños de entre cero y seis años de edad, pasó de 45 a 77%; la primaria, que incluye niños de seis a 12 años, se incrementó de 86 a 96%; la secundaria, que abarca a jóvenes de entre 12 y 18 años, subió de 48 a 76%, reseñan datos ofrecidos por el Gobierno nacional el año escolar pasado.

Dotación para la inclusión

Para garantizar la verdadera inclusión y el desempeño óptimo de los niños y jóvenes matriculados en los planteles públicos, el Ejecutivo, a través de la Corporación Nacional de Alimentación Escolar (Cnae), tiene previsto el suministro de 800.000 toneladas de alimentos para el Sistema de Alimentación Escolar (SAE), el cual proporciona desayuno, almuerzo y merienda a cuatro millones de infantes que viven en zonas en situación de pobreza; así como la entrega de textos escolares de la Colección Bicentenario, asignación que se contabiliza en 30 millones de libros gratuitos para este nuevo período.

Igualmente, con el comienzo del período académico se pondrá en curso el programa El Morral Escolar, que incluye artículos como borrador, lápices, sacapuntas, cuadernos y reglas, los cuales serán recibidos por todos los niños del sistema básico de educación pública del país.

Para la adquisición del resto de los útiles escolares, que no sean proporcionados directa y gratuitamente por el Estado, desde el 26 de agosto se instalaron puntos de la VII Feria Escolar en todos los estados del país, con el propósito de garantizar la venta de utensilios y uniformes a precios justos, además de impulsar la promoción de los colectivos socioproductivos que se dedican a este rubro.

Al comienzo de esta Feria Escolar, en la que los padres pueden ahorrar al menos 50% del presupuesto destinado para la lista escolar, la ministra de Comercio, Isabel Delgado, informó que en todas las ventas que se establecieron a nivel nacional se calculó la distribución de 40 millones de útiles y 13 millones de piezas de uniformes.

Por su parte, el Plan de Mantenimiento Escolar, que tiene la meta de remozar los 14.028 planteles públicos para final de este año 2015, ha concretado la recuperación de 10.053 escuelas. A lo que se suma la construcción 200 nuevas instituciones, de las cuales 108 serán inauguradas este mes.

Prioridad: Calidad educativa

Asimismo, a partir de los mandatos populares surgidos de la Consulta Nacional Educativa, realizada en 2014 a 7,2 millones de venezolanos, el Ministerio de Educación ha fomentado la política de calidad educativa, con el objetivo de incrementar el nivel formativo del país.

Para ello, creó el Sistema Nacional de Investigación y Formación Permanente del Magisterio, Araguaney, dirigido a la formación docente, incluido como uno de los ejes fundamentales para lograr dar mayor calidad a la enseñanza venezolana.

Este programa incorporará, en una primera etapa,  a 85.000 maestros y hasta la fecha ha registrado la inscripción de 77.000 en el Centro de Investigación y Formación Permanente, que tiene su sede principal en Caracas y alrededor de 400 módulos distribuidos en todo el territorio nacional.

Para la revisión de la práctica educativa, los maestros realizaron este año congresos municipales, regionales y uno nacional, rumbo al Foro Mundial de Políticas Educativas en Formación Docente, del cual Venezuela será la sede a finales de este 2015.

La consolidación de la calidad educativa también pasa por incorporar a los estudiantes en el uso de las herramientas tecnológicas que les permitan afianzar sus conocimientos. En este sentido, el Gobierno Bolivariano impulsa desde 2009 el Proyecto Canaima, el cual ha entregado hasta la fecha 3,8 millones de computadoras portátiles a niños y jóvenes de educación primaria, secundaria, universitaria y, recientemente, ha incluido la asignación de aparatos tecnológicos a los docentes.

A propósito de ello, el ministro para Educación, Rodulfo Pérez, informó el pasado sábado que al inicio del año escolar serán entregadas nuevas computadoras para alcanzar la cifra de cuatro millones en manos de igual número de niños y jóvenes en todo el país.

La mejora en la educación venezolana contempla la formación de jóvenes críticos y humanistas, por ello el nuevo período estará dedicado al estudio de la Carta de Jamaica, en honor al bicentenario del documento independentista escrito por el Libertador Simón Bolívar el 6 de septiembre de 1815 en Kingston.

Universitarios

La ampliación de la matrícula y la dotación de recursos para garantizar el derecho universal a la educación también ha llegado al sector universitario. Así, 300.000 bachilleres ingresarán este año a universidades públicas de todo el país –entre ellas, en las 30 creadas por el Estado en los últimos años– lo que representa un hecho histórico, puesto que por primera vez tantos jóvenes se incorporan a estudios de pregrado en Venezuela.

Esto es posible tras la decisión del Consejo Nacional de Universidades de otorgar la totalidad de los cupos de las casas de estudio públicas a través del Sistema Nacional de Ingreso (SNI), plataforma automatizada que permite democratizar la asignación de cupos, al tomar en cuenta no sólo el promedio de notas, sino también las características socioeconómicas y el lugar de origen de los estudiantes. AVN

About the author: Prensa